domingo, 12 de octubre de 2008

Pizzería Kamikaze

Creo que ella lloró en mi entierro; no es que quiera dármelas de listo pero estoy casi seguro de ello. A veces hasta consigo imaginarme cómo le habla de mí, de mi muerte, a alguien cercano a ella. De cómo me bajaron a la tumba, tan menudo y desamparado, como una tableta de chocolate rancio. De cómo, en realidad, nunca llegamos a hacerlo del todo. Y después de eso él se la folla brindándole un polvazo que es todo consuelo.

Lo que sigue, mejor. Lo encontraréis en el libro de cuentos de Etgar Keret Pizzería Kamikaze.

Desde ya mi segundo autor hebreo favorito.

6 comentarios:

margarita la saxofonista dijo...

Y cuál es el primero?

Gwen Stacy dijo...

Amos Oz.

rayocultureta dijo...

De los judios el mejor sin duda fue Isaac Bashevis Singer (creo que se escribía así). Era polaco, Realmente genial

Gwen Stacy dijo...

¿Polaco de Polonia o emigró a Israel? ¿Escribía en polaco o en hebreo? Judío también era Kafka, pero no es lo mismo.
Bueno, da igual, te tomo la palabra, lo buscaré.

Anónimo dijo...

No la liemos porque a lo mejor quedamos que el tuyo es palestino ya que vive en Palestina

Gwen Stacy dijo...

Si se lía será porque tu quieres. La distinción no es gratuita, si digo hebreo (y debería haber dicho israelí, o si quieres, palestino) es porque ambos viven allí y ahora, y sus novelas retratan la vida actual en Israel (Palestina).
Anda, léete "Una historia de amor y oscuridad" de Amos Oz.