jueves, 21 de noviembre de 2013

The National will find me

Sí, de acuerdo, título muy facilón, pero qué queréis, aun estoy digiriendo lo de ayer. Porque un concierto de The National, aunque no sea el mejor que recuerdes de ellos, siempre es un concierto sobresaliente.

Llegar tarde cuando has cogido un AVE a las once de la mañana tiene delito, por las dos cosas, porque si has tomado un transporte de larga distancia para ir a ver un grupo es porque tienes mucho interés, y porque has llegado a esa ciudad con tiempo suficiente como para no estar a las nueve y cinco en la cola demencial que había para entrar a grada si el concierto empieza a las 21:15.
Los que sí habían llegado puntuales nos informaron de que dentro estaba medio vacío, nos ha jodío, ¡si estábamos todos fuera!
La "culpa" no fue mía, que también, siempre se puede meter prisa a la gente, pero si el "culpable" del retraso es el "culpable" de que yo fuera al concierto del apolo, en noviembre de 2007 tras haber escuchado un par de veces cuatro canciones en un myspace (sí, ¡había myspace!), no se lo tendré en cuenta.

El concierto tan solo se retrasó cinco minutos y pasamos el primer control con Don't swallow the cap sonando, aunque antes de que terminara ya estábamos dentro. Entre que vino @brokenjarta a nuestro encuentro, pedimos un mini de cerveza y nos colocamos adelante se me despistó Mistaken for strangers del setlist. Así que no sé si va antes, detrás o entre I should live in Salt y Bloodbuzz Ohio. Diría que antes, porque en Bloodbuzz Ohio ya estaba metida de lleno en el concierto, sacudiendo la cabeza.
Creo que fue en Demons, más delicada, donde percibí los ecos de la cubierta del palacio de Vistalegre, que dicho parece una metáfora poética de algo y no. Era el puto eco que resuena y no debería, como la reja de la 2 de apolo. Aunque eso y que la voz de Aaron (¿o era Bryce? ya me he resignado a que siempre los confundiré) sonaba demasiado alta (demasiado alta para ser un coro de apoyo, aunque resultó salvadora en los bises, pero no adelantemos acontecimientos) fue lo único que reseñaré del sonido de esta venue de la que siempre he oído pestes.

Abundaron las canciones de Trouble will find me, pero en casi dos horas de concierto, 25 temas, hubo tiempo para dar un buen repaso a su discografía y alegrarnos con varios temas de Alligator, Boxer y High Violet, e incluso para About today del Cheery Tree (no sé si All the wine hay que contarla de este o del Alligator). Hubo momentos arrolladores, See of love, Graceless, Abel (como siempre, y no me lo explico, la única que enloqueció y saltó como si no hubiera mañana fui yo, y sé lo que digo porque en cada salto veía todo el público de pista y no asomaban más cabezas), momentos preciosos, I need my girl, Slow show, Slipped, de regocijo general, Sorrow, England, y especialmente Fake Empire. 

Y el apocalipsis en los bises, que empezaron tranquilitos con Hard to find para seguir con Mr. November y Matt Berninger bajando a la pista, como siempre, y subir y volver a bajar para Terrible Love y ahí le falló el micro y si no es por Aaron que siguió cantando la canción, aquello no hubiera sido lo mismo, pero creo que a pocos les importó, más pendientes de las evoluciones de Matt entre el público, y vivimos un momento tsunami, cuando de repente nos quedamos solos en el lateral, toda la gente arremolinada a su alrededor para en cinco segundos tenerlos a todos encima y a Matt a un metro.
Un Matt que primero bebía el vino en copa pero acabó bebiéndolo a morro de la botella, o botellas, porque diría que en los bises salió con otra llena, y se dirigió a nosotros para aplaudir a la troupe que les acompaña en la gira, que "llevan meses con nosotros, lejos de sus familias, sus novias, sus hijos" y dio la sensación que el primero en lamentarse de eso era él. Pelín quemado, vaya. Enorme como siempre también.
Como enormes son los gemelos Dessner y los hermanos Devendorf, y los otros músicos que les acompañan (muchas canciones no serían lo mismo sin esos trombones).
Acabaron el concierto todos juntos al borde del escenario cantando a pelo Vanderlyle crybaby geeks y aquí sí que me tiro el moco y digo que en el Olympia de París fue mucho mejor, piel de gallina.

Otro concierto grabado a fuego en la memoria.

Setlist
Don't swallow the cap
I should live in Salt
Mistaken for stranger (no sé si va aquí)
Bloodbuzz Ohio
Demons
Sea of Love
Slipped
Afraid of Everyone
Conversation 16
Squalor Victoria
I need my girl
This is the last time
All the wine
Abel
Slow show
Sorrow
Pink Rabbits
Graceless
About today
Fake Empire
***
Hard to find
Mr. November
Terrible Love
Vanderlyle crybaby geeks

domingo, 17 de noviembre de 2013

In Edit: Bustamante Perkins


Conocí a Bustamante a finales de los 90 gracias a Radio 3. Desde entonces soy un enamorado de sus canciones, sencillas y alegres, pero también profundas y poéticas. En eso tiene razón Santi Carrillo, somos pocos los fans pero incondicionales desde el minuto cero.

Bustamante fue y es un cantante maldito. No encontrabas sus discos y no lograbas que tocara en tu ciudad. Al final alguien lo decidió programar en un BAM allá por los inicios de siglo, junto si no me falla la memoria a Astrud. Por desgracia el concierto era en la plaza del Rei. Esa plaza en la que entrar en La Merce es tarea harto difícil. Al menos desde lejos pude ver su figura en pequeñito y poder escuchar algo en directo de él.

Luego hubo una larga época de silencio. No supe nada de él, y de vez en cuando me daba por buscar su discografía por soulseek, por emule o simplemente por google sin éxito. Hasta que el año pasado lo veo en Pop Ràpid cantando con los Fred i Son "Avions". Que me mejor unión!!! Juli aparecía desmejorado, irreconocible pero con la misma o más fuerza de siempre y con la voz perfecta

Luego fuí al Faraday solo para verle, y que conciertazo. Bustamante de nuevo volvía a los escenarios. Luego me uní a su grupo de facebook, compré un RDL porque había un homenaje y no pude ir a su homenaje por algún razón paternofilial.

Bustamante es tierno, alegre, inocente, pero también profundo. Un sabio de la vida. Y así lo ha sabido retratar el documental "Bustamante Perkins", pasando unos meses con él y compartiendo su vida, tranquila y solitaria, feliz en todo caso. Dar una vuelta por el parque, tomar el tranvía o comerse un pan con ajo y aceite que te da superpoderes. Bustamante es un artista total, y pese a no ser de buena familia ha mantenido su vocación artística contra todo. Un respeto señores.


Luego entré en el lavabo y entró él en persona, y no pude evitar hacerme una foto con el maestro que me invitó a pasarme por el Sidecar. Pues claro que ibamos a ir.

En Sidecar Juli estaba pletórico y The Perkins (una mezcla de Fred, Son y cia), tocó algunas canciones solo con una guitarra y todas las famosas con el grupo. Nosotros teniamos al lado a Pau Riba al que un colega le iba pasando cervezas, y yo estaba intrigado si subiría al escenario, pero no, solo estaba disfrutando de otro loco maravilloso como lo es él.

Y ahí acabó todo, con la sensación de que habíamos asistido a una jornada de cine y música que no olvidaremos en la vida. 

Sigue así Bustamante, no cambies nunca.


PD: Bustamante Perkins ganó el premio del publico del In-Edit 2013

In-Edti TV: Apocalypse: A Bill Callahan Tour Film, o la història de Xavi a la barana del balcó de casa

It's never easy to say goodbye to the faces
So rarely do we see another one, so close and so long
I asked the room if I'd said enough, no one really answered
They just said, "Don't go, don't go, don't go, don't go"
Well all this leaving is neverending
I kept hoping for one more question or for someone to say
"Who do you think you are?" so I could tell them
With intensity, the drop evaporates by law
In conclusion, leaving is easy
When you've got some place you need to be
I'm giving up this gig for another season
With the TV on mute, I'm listening back to the tapes
On the hotel bed, my my my apocalypse
My my my apocalypse
I realized I had said very little about ways or wheels
Or riding for the feeling, riding for the feeling
Is the fastest way to reach the shore on water or land
Riding for the feeling, riding for the feeling
Riding for the feeling, riding for the feeling
Riding for the feeling, riding for the feeling

What if I had stood there at the end
And said again and again and again and again and again
In answer to every question?
Riding for the feeling, riding for the feeling
Riding for the feeling, riding for the feeling
Riding for the feeling, riding for the feeling
Riding for the riding, for the riding and for the ride
Riding for the feeling, riding for the feeling
Riding for the feeling

Would that have been a suitable goodbye?



El docu no explica gran cosa, però la música, la forma de cantar les cançons, les imatges que acompanyen tot plegar, i la pluja que repica al sostre avui m'han deixat embadalida. 

M'ha costat entrar-hi, això sí, sobretot perquè al començament surt una cabreta que ha posat el cap entre la reixa d'una tanca i no el pot treure i m'ha recordat el que em van explicar que li va passar a mon germà xic quan tenia pocs anyets, que va entaforar el cap entre dos barrots de la barana del balcó, que en sí ja era una proesa donades les dimensions del seu cap (sí, Xavi, sí, ho sento però és així, tenies un cabarrot desproporcionat, sort que s'ha equilibrat), i que no li'n podia treure perque el travaven les orelles, que con les meus, eren (són) una mica de pàmpol (soplillo pel comú dels mortals). Li van haver d'embolicar el cap amb un mocador per poder-lo treure. 
Enteneu que m'hagi distret, oi? 

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Segundo aniversario de Discos de Kirlian

O de cómo te pueden dar y quitar el carnet de moderna en un periquete

No es que Discos de Kirlian sea el no va más del moderneo, thank god!, pero desde luego, un sello pequeño y exquisito, con solo unas pocas referencias pero de calidad contrastada, de esos que conocen cuatro enterados (y a mí no me cuentes), da patente de indie, y por ende, de moderno. 

Cosas del twitter, había visto que el lunes 11 de noviembre, San Martín, celebraban su segundo aniversario con un concierto en el Almeria Teatre (dentro del ciclo “Come Monday night” que organiza Unpictured, y esto parece un publireportaje con tanto enlace, pero no), con Las Desnortadas y Coach Station Reunion. Las primeras ni idea, pero del (¿de los?) segundo(s) había visto alguna referencia de otra gente de bien que sigo en twitter. 


Así que el domingo tarde, mientras me debatía entre ir o no ir a The Posies (no fui) decidí que tenía que ponerme las pilas y escuchar cosas nuevas (nuevas para mí al menos) y me senté donde estoy ahora y busqué y maravilla, el disco entero está disponible en escucha en la web. Y lo escuché. Y un par de canciones bastaron para entusiasmarme y decidir que tenía que ir el lunes al concierto. No me costó mucho convencer a las linderas para que me acompañaran, sabía que les gustaría. 

Hasta aquí, el relato de cómo me dieron el carnet de moderna. Lo que sigue, de cómo me lo quitaron nada más empezar el concierto. 

Había “bonus track”. Salió un grupo a hacer dos temas. Si dijeron quién eran no lo oí. Tocaron dos canciones, las del single que sacaron con Discos de Kirlian, el primero del sello y supongo que lo primero que sacaron ellos. Qué bueno. Me sonaba, pero nada, no supe quién eran.  

Les siguieron Las Desnortadas. Un grupo de amigas haciendo pop descacharrante, con sabor amateur, de melodías delicadas, un xilofón por aquí, un micro infantil por allá, y letras que relatan la cotidianidad trastornada en que vivimos. 

Tras el concierto, el grupo “bonus track se sentó tras nuestro. Lindera-maquetera, ni corta ni perezosa, se giró a preguntarles como se llamaban y decirles que le habían encantado. 

Doble Pletina. 

¡Devuelva el carnet!

Claro. Me giré, y atiné a mirar bien a la chica, darme cuenta, y decirle “tú antes llevabas el pelo corto”. “Sí”, contestó sonriendo. 

En mi defensa diré que solo les he visto en concierto dos veces y me gustaron, pero nunca me he parado a escuchar su disco y solo conozco el hit (¡pague los gastos de emisión del carnet!). Pondré remedio. 

Pero a lo que fuimos. Coach Station Reunion. 
Me había dado tiempo a estudiar. El disco escuchado dos o tres veces, fácil, es tan bonito. Bio del artista en cuestión revisada. Resulta que es uno de Fred i Son, que tampoco sé qué cara tienen aunque los viera en el Faraday con Juli Bustamante. 

Era la presentación oficial del disco, “Lost album”, ni más ni menos. Entre el público, el único Fred i Son que reconozco y supongo que otros y Miqui Puig. Más una cincuentena de anónimos entregados. 
Nos dijo que lo pensaba tocar de principio a fin y en orden. Así lo hizo. Xavi Rosés, guitarra en ristre, a pelo. Las dos instrumentales del disco (Song for Rodney Allen y Rollercoaster) las cambió por versiones, haciendo la broma (cómo debe de doler cuando pasa, y pasa a menudo) de que luego la gente siempre recuerda y te menta la versión, qué buena y qué bien te ha salido. Pues sí, las versiones era muy bonitas. No las identifiqué (estábamos considerando devolverle los gastos de emisión.... pero no, y del carnet ni hablamos). 
Sonó precioso, guardamos todos silencio y fue una noche redonda. 

Canciones perfectas para una tarde sofá y manta, también de terraza casera de verano. 
Recuerda inmediatamente a Bart Davenport y a Kings of Convenience y mil otras referencias, supongo, pero esas son las mías. Si os gusta cualquiera de ellos, estáis tardando en darle una oportunidad.

jueves, 7 de noviembre de 2013

In-Edit: Mistaken for Strangers


Melodrama* de altura el que se marca el hermano pequeño de Matt Berninger a costa de él y su banda. 

Sin límites claros entre realidad y ficción, aunque parece que hay más de la última que de la primera, desgrana la relación entre Tom, el pequeño-freak-loser, y Matt, el mayor-quarterback-rockstar. 
O nos cuenta la gira de High Violet, en la que Tom hizo de roadie torpón. Entrevistas ¿falsas? a los otros miembros de The National (solo por esos primeros planos de Aaron y Bryce y oir sus voces al natural, agradecimiento eterno - modo groupie de los gemelos Dessner on -) intentando que rajen de Matt.

*Momentos hilarantes. Momentos de sufrimiento al ver lo gañán que es Tom y como pierde los estribos Matt. Momentos de los directos de la gira de High Violet (y sigo pensando que las imágenes de un concierto al principio del documental, cuando están en París, son del Olympia - modo talifán - I-was-there - on), el documental es generoso con las canciones aún y no centrarse en ellas. 

A mí me encantó y no cuento más, o no tendrá gracia cuando la veas. 

http://mistakenforstrangersmovie.com 


sábado, 2 de noviembre de 2013

In-Edit: 20 Feet from Stardom


A walk to the front is complicated. 

He salido entusiasmada de ver “20 Feet from Stardom”. Mucho. He venido a casa a la carrera. Con todas las imágenes, palabras, canciones, rondando por mi cabeza, buscando un orden. No siempre ves un documental en el In-Edit con la sonrisa puesta el 90% del tiempo, ni te la deja en la cara hasta un buen rato después. Inspiring, como dicen los ingleses. Ahora estoy buscando como loca información de las coristas, qué mala traducción de backup singer, o qué mal queda. Corista remite a espectáculo de varietées de posguerra, y nada más lejos de lo que nos muestra este documental. 

20 Feet from Stardom”. Documental clásico, con las protagonistas contando sus cosas y los que tienen algo que decir al respecto, las suyas. En este caso, las protagonistas son las que no lo son nunca. Las que están “veinte pies”, que son seis metros, detrás del grupo, en la oscuridad, cantando uu uuuh aa aaaaah. Los que tienen algo que decir al respecto, Springsteen (¡está casado con una! aunque ni la menciona), Sting, productores, críticos. También sale Bowie, por fin, ya pensaba que en esta edición del In-Edit no lo vería, y eso sería un error incorregible de la organización (modo ironía on). Ah, se me olvidaba, se abre con un fragmento de Walk on the wild side,por lo de “and the coloured girls go doo doodoo doo...”. 

Que estuvieran lejos de los focos no les resta importancia, y esto es lo que reivindica el documental. 
Las -ettes de los sesenta (Ikettes, Raelettes, etc.) daban la réplica al lead singer y sus frases eran las que cantaba el público. 
Especialmente significativo es el caso de Merry Clayton. Sale contando cómo la sacaron de casa cuando estaba a punto de meterse en la cama para ir a grabar con los “Rolling algo”. Grabó los aullidos de Gimme Shelter, “rape, murder, it’s just a shot away” y la canción no sería lo mismo sin ella. En el documental suena solo su voz, atronando por los altavoces de la sala de cine, y es estremecedor. Auténticos escalofríos. Tremenda. 


Video, por llamarle algo, feo, pero la voz de Merry luce esplendorosa. 

También cantó en Sweet home Alabama y por primera vez me he dado cuenta de lo que significó tener coristas negras cantándole al sur racista. Ella no quería, dice que la convenció su marido. "You’ll understand later in life”. Luego da pena ver cómo su carrera en solitario no despegó, como dice otra corista, porque ya había un Aretha. 
Darlene Love, corista atrapada en las garras de Phil Spector, que usó su voz en singles de éxito sin que ella viera un duro (al menos en los 60). 
Lisa Fisher, que desde el 89 acompaña a los Rolling en sus giras, para que Gimme Shelter suene como tiene que sonar. 


También hace coros con Sting y otros, y su voz es un portento, sobrenatural, pero ella, a diferencia de otras, nunca ha querido dar el paso al frente. 
Claudia Lennear, Ikette, cantó con Joe Cocker, y con Delaney and Bonnie (y aquí es donde el In-Edit se cruza, porque estos salen en el docu que había visto antes, y sí, confieso que me he enterado por la wikipedia) y en el concierto por Bangladesh de George Harrison. Era guapísima, lo sigue siendo, un mujerón, y se da por hecho que Brown Sugar está inspirada en ella. 
Y tantas otras, y algún “coristo”, que me dejo en el tintero.

La sorpresa, Claudia Lennear había venido a presentar el documental y al acabar la proyección ha cantado el padrenuestro (porque eso era un padrenuestro, podrían tomar nota unos que yo me sé si quieren atraer fieles) y otra canción, y aunque se le ha escapado algún gallo, ha sido emocionante, ¡creo que si hubiera tenido a Mick Jagger delante en lugar de a ella no me hubiera impresionado tanto!

Muchas canciones, pop de los 60, rock de los 60 y 70, r’n’b, soul, no serían lo mismo sin sus voces. Y ya era hora que alguien se lo reconociera. 


Esto sale, con mejor definición, por supuesto, en el docu. Tremenda intro bailonga de Tina y las Ikettes, entre ellas Claudia Lennear

domingo, 27 de octubre de 2013

Critica de concierto: ChkChkChk (Apolo 25-10-13)

El concierto del viernes fue un concierto nostálgico. Se me cruzaron por la mente conciertos inolvidables con mis amigos y amigas. Sobretodo aquel mítico del FIB en que -sí esa vez sí- lo dimos todo. Pero también la mañana en que nació Gael y yo tenía que decidir que camiseta ponerme y decidí ponerme la de !!!. O la del día que tuvimos que ponerle el nombre al perro y yo dije que sin duda se llamaría Nic, aunque finalemte se llamó Nick y ahora podría decir que es en homenaje al Cave.

Chkchkchk no defraudó, gracias principalmente a la fuerza que imprime Nic Offer en el escenario. Con sus míticas bermuditas, sus movimientos pélvicos y pese a sus zapatos horrendos sin calcetines.

Y sí cantaron canciones del último disco. Un disco un poco más pausado y maduro. Con menos temazos. Pero que en directo apenas se notó. Y la furia y la locura volvieron con los temas de siempre. Sobretodo con Must the moon. Y no, no cantaron Giuliani. Una lástima.

Y Nic nos confesó que le encanta venir a Barcelona, y que no les cuesta nada venir y que nos tiene en su corazón. Y bueno aunque sea por cumplir se lo valoramos porque seguro que algo de verdad hay.

Y Nic bajó varias veces y también permitió que subiera gente al escenario en las ultimas canciones. Publico a dos tercios de sala con una mezcla maduritos y jovenes. Muy en familia y con buen rollo general.

Todos somos más mayores, el grupo y nosotros. Pero nos divertimos como siempre. Por fin un concierto en el que pude bailar. Ganas tenía.

sábado, 5 de octubre de 2013

Eleanor Friedberger



A veces cazas al vuelo una recomendación musical y la fortuna quiere que tengas el tiempo de indagar un poco, escuchar al artista y que te guste. Cuántos nombres he oído por ahí, llevo oyendo por ahí años, y nunca he escuchado un tema. 
A veces pienso que si no los he escuchado es porque no me gustarán. Autoengaño. Tengo pruebas de que eso no es así, lo que pasa es que nunca es tarde si la dicha es buena. Casi nunca. 

A Eleanor Friedberger llego tarde, qué raro. Esta chica, de la edad de mi hermano pequeño, tenía con el suyo, mayor que ella, The Fiery Furnaces, a los que sí llego tarde. Típica banda de la que he leído cosas y nunca me paré a escuchar, que es lo que hay que hacer. Los estoy escuchando ahora y me gustan, mierda. Igual ya no los veo nunca en directo. Pude hacerlo, en el PS2011, tocaron el viernes a las 19:00 en el escenario Llevant a.k.a Mini a.k.a Mordor, pero por vagancia locomotriz vi a Tennis en el ATP

Bueno, al grano. 

Eleanor venía a presentar su segundo álbum, Personal Record, en una gira organizada por Houston Party (algún día os contaré por qué me gusta tanto este sello-promotora), en un concierto conjunto con Bill Ryder-Jones, al que finalmente se sumó Big Summer, que no vimos. 

Bill Ryder-Jones también tenía una banda, The Coral, y ahora va a lo suyo, que son canciones de autor, con buenas letras y buena melodía, pero más aptas para escuchar desde tu sofá que cambiando el peso de una pierna a otra en la 2. Me habría valido con una silla plegable de ikea en la que despanzurrarnos como él. El chico estuvo simpático, presentando las canciones, pidiendo a los tres músicos que le acompañaban ahora sí, cuatro canciones no, que le sacaran cosas del camerino. Toca bien, solo faltaba, y tiene una voz bonita, pero estuvo bien-sin-más. 

Lo de Eleanor ya fue otra cosa. Vale que había estudiado y podía tararear, ¡incluso reconocer! unas cuantas canciones, ¡saqué la mitad del setlist! Conocer un poco lo que vas a escuchar ayuda, pero cuando hay clase y tablas, que se te metan en el bolsillo es fácil. 
Empezó con I don’t want to bother you, y una Stare at the sun acelerada fue la tercera de la lista, quemando las naves. Se lo podía permitir, en sus dos álbumes junta más buenas canciones que en algunas discografías desbordadas. 
A la Saxofonista, la afortunada que se dejó engañar la noche del miércoles para acompañarme, le recordaba a Patti Smith. A mí su voz me recuerda a otra, si me sale algún día ya os contaré, pero no creo que necesite ni merezca comparaciones. Especialmente en directo. Porque si en disco puede sonar austera, cruda, ponderada, en directo es pura garra. La banda acompaña, y las canciones se les van de las manos, gloriosamente, ya sea a base de acelerones, como la mencionada Stare at the sun, guitarrazos o erizantes filigranas vocales, (Other boys, Echo or encore, ¡ay!) o combinaciones de todos estos elementos. My own world, I’ll never be happy again, When I knew, Heaven, She’s a mirror, Roosevelt Island, qué poderío.  
La sala, medio llena, se fue viniendo arriba y cuando al final de My mistakes Eleanor se puso la americana estampada, se colgó el bolso y dejó a la banda acabar su bucle mientras ella se iba a la mesa de merchandising, no sabíamos si ir al asalto o seguir bailando, ¡quería más! 

Hubo asalto, por supuesto, camiseta y CD, y de bonus track me llevé el cartel del concierto, cortesía de Natalia HoustonParty (agradecimientos también para instagram, que permitió la petición). 

Conciertazo de miércoles. Nueva artista favorita para rato. 

lunes, 30 de septiembre de 2013

No creo en las casualidades



Son “causalidades”, pero casi nunca sé qué quieren decirme. 

El sábado por la mañana terminé un libro maravilloso de cuentos de Alice Munro, Odi, amistat, festeig, amor, matrimoni. Es el primer libro que acabo desde mayo. Yo antes molaba y me acababa los libros ordenadamente, de vez en cuando podían coincidir un par de títulos, tres máximo, si uno de ellos era especialmente denso. Este año he empezado al menos cuatro que se han quedado a medio camino. No están descartados, no aún. Se apilan en la mesita de noche. Los iré leyendo, porque son buenos, algunos muy buenos, pero algo pasa que me hace saltar a otro. ¿Será que ya estoy irremediablemente intoxicada por los hábitos 2.0, no más de quince minutos de atención a cada cosa? Espero que no. Hay esperanza. 

Hay esperanza porque por la mañana terminaba un libro al que solo le he sido infiel porque me llevé otro de viaje, y si hice eso era porque le quedaban veinte páginas y no quería llevarme dos. Y por la tarde me planté en la FLIA - Fira de Llibres Independents Autoeditats, a acreditar mi condición de fan nº 1 de Lindero Libros. No solo les compré los dos fanzines que no tenía aún, también di una vuelta. Mucho fanzine bonito, pero me tira lo que me tira y acabé hojeando libros en la parada de LaBreu Edicions
Este me llamó la atención. 

Leí la contraportada y el índice, escogí un cuento. Leí dos párrafos. 12€, me lo llevo. El vendedor (y probablemente, uno de los editores), solícito, me pregunta si conozco la editorial, -no-, la colección, -no-, el autor, -no-. Mis tres escuetas negativas le hacen agachar la cabeza, mustio, y querer limitarse a cobrar, pero córcholis, es una feria, cuéntame, soy toda oídos. 
Me dice que el escritor, David Bezmozgis, es discípulo de Sergei Dovlatov, que ambos estaban publicados solo en castellano, y que en esta colección les publican por primera vez en catalán. Me da algún detalle más de Dovlatov y Bezmozgis pero no hace falta, ya he añadido un libro del primero a mi compra, no el que me dice que es el más conocido (La maleta) sino el otro (El compromís), me la juego (uy, sí, cuidado). 

Yendo para casa le doy vueltas a algo. Un libro que compré el año pasado, antes del viaje a Roma. Compré tres, el de Enric González, Todas las historias y un epílogo, (que contiene las Historias de Roma, aunque ese ya lo tenía), uno de Niccolò Ammaniti, Que empiece la fiesta y sí, vaya, el otro era El mundo libre, de David Bezmozgis. 


Valga decir que antes de la visita a Roma solo me leí el de González, resultó muy útil. 
El de Ammaniti me lo leí, meses después del viaje, casi en dos sentadas, la de ida y la de vuelta, de un viaje a Lleida en el que reír como me reí fue providencial, sobre todo a la ida, para calmar la ansiedad. A carcajadas, oigan. 
Quedaba el de Bezmozgis, que guardaba cola en el estantería de los libros por leer, he perdido la cuenta.  
El sábado por la noche empecé el que había comprado en la feria. Leí dos cuentos antes de que se me cerraran los párpados. El domingo me leí los otros. Todos. Libro finiquitado. 

Ah sí, las casualidades causales: Bezmozgis es letón, pero se crió en Toronto, y allí basa el libro de cuentos que he leído. Alice Munro es canadiense, y la mayor parte de los cuentos de Odi, amistat, ... están ambientados en Toronto. 

Anoche empecé El mundo libre. Me pulí 50 páginas, pim, pam. Creo que este no lo abandono.

domingo, 29 de septiembre de 2013

Una noche cualquiera

Vas a un evento organizado por La Fonoteca porque Boyscout te ha liado, a ti, a Cafeína, el Inquilino, Rayuelo y un par de incautos más.

Es en Be Good, local que creo que pisé por última vez cuando los años tenían un 19 delante.
Cuesta 7 eurillos, una ganga para los tiempos que corren. Aunque no conozcas a ninguno de los grupos que tocan, qué importa. Medievo, El Pardo y Tejero. La mitad de mi TL tuitero parecía que iba a ir, y son modernos, yo no quiero ser moderna pero me gusta fingir que le sigo el pulso a la actualidad de la escena musical underground. Finjo muy mal.

En Medievo, el de Manos de Topo. Las primeras canciones me cuestan, luego me dejo llevar por los visuales y no me entero de las letras, que parece que molan. Bien.

Entre grupo y grupo salimos a la calle. La juventud se hace fotos a las puertas del local, yo fumo, eso que ya es anticuado y que pronto tendré que hacer sola, pero alguien tiene que quedar.
Entramos y nos cuentan que el de Manos de Topo le ha entrado a Cafeína, si entendí bien atusándole el pelo o haciéndole cosquillas en el cuello, o las dos cosas. Al girarse y ver al Inquilino y las Torres Gemelas se disculpa diciendo que pensaba que era su amiga Clara (o algo así) y en su defensa les muestra fotos de ella, alguna en un yate. Risas, una foto, y todos tan amigos.


El Pardo es un grupo ¿punk? de Madrid, de letras arrojadizas. No es para nada mi tipo de música y sin embargo me gustan, toda esa rabia contra la situación actual escupida de forma algo burda pero efectiva.


Finalmente, Tejero. Que me dicen que son todos de TV3. Que no me dicen nada. Tan poco me dicen que me parapeto en el taburete que hace poco ocupaba Cafeína y me dedico a mirar lo bien que se lo pasa la gente, coreando canciones, saltando incluso en el hit, "Xavier García Albiol". No sé, parecen majos y tienen maneras transgresoras, pero cantar a la "Marca España" o que "El Rey puede violarte" (titular del nº 2 de la revista Mongolia) con un crop top de lentejuelas y movimientos cimbreantes de cadera hacen que me lo crea poco. O probablemente no entendí nada.

Por el texto quizá pensáis lo contrario, pero me lo pasé en grande.

Cafeína, el Inquilino y servidora nos retiramos prudentemente y los cuatro que estaban de rodríguez se quedaron a hacerse fotos con las celebrities.




¿Quien tiene la famosa foto con Miguel Ángel Blanca en un PS? Llevo media hora buscando y nada. 

martes, 24 de septiembre de 2013

La boda



Patricia, nuestra Walkiria, se ha casado.
Quién lo iba a decir. Como le pusimos en su camiseta de la despedida de soltera, “Yo era gótica y me caso de blanco y por la iglesia”. 
Se casó, con Luis, el día del aniversario de los cinco años de relación, los cuatro primeros a distancia, el último ya viviendo juntos. 
Han querido celebrar su amor ante familia y amigos, porque eso son las bodas, celebraciones del amor. 

La novia estaba radiante y feliz. Guapa, guapísima, no hace falta que lo diga. Porque no lo estaba, lo es. Y con tanta felicidad era imposible no lucir espléndida. 
El vestido, maravilloso. El recogido, discreto, precioso. El maquillaje, imperceptible, resaltando sus ojos verdes. Al menos el sábado eran verdes. 
El novio no desmereció. Igual de radiante y feliz, y también muy guapo. 
Me gustó que fuera casi tan protagonista como la novia. Todos hemos ido a bodas en las que el novio es un mero comparsa, alguien que tiene que estar ahí porque la novia se tiene que casar con alguien, pero dónde todo el protagonismo recae en ella. No fue el caso. 

Los invitados intersimbólicos, superando expectativas. Los chicos guapísimos y rezumando elegancia con sus trajes negros ajustados, las chicas guapísimas cada una en su estilo, algunas habiendo pasado por una chapa y pintura profesional (operación estupendas para la boda - stop pelo encrespado), peinadas y maquilladas, estupendas, casi todas subidas en tacones imposibles y adornadas con nuestras mejores galas. 
Lamentamos unas cuantas ausencias, esta visto que nunca hay felicidad completa. 

El día, como todo el fin de semana largo que hemos disfrutado en Pamplona, soleado y cálido. 

La ceremonia, bien. Aunque casi todos estamos bautizados y somos por tanto católicos hasta que no apostatemos, pocos comulgamos con la iglesia. Obviando sermones y demás, decir que los “sí, quiero”, los anillos y las arras nos emocionaron. Pequeña regañina al novio por no llegar puntual y no poder esperar a la novia en el altar. En su descargo diré que hay mil protocolos de boda, he visto novios entrar tres pasos por delante de la novia, pero creo que es más bonito que el novio espere en el altar. A ser posible, hecho un manojo de nervios. 
Rapapolvo sin paliativos a muchos de los invitados del novio, que entraron detrás de la novia, y aplauso a los invitados de la novia, todos en sus puestos, sentados en la bancada izquierda, diez minutos antes de las seis. 

El convite fue en un palacete alejado del centro, elegante y señorial. El aperitivo se sirvió fuera, en una terraza un poco justa de espacio, pero agradable. El asalto al jamón fue épico pero fallamos en la caza de pinchos, canapés, vasitos de cositas y cucharitas con delicatessen porque no estábamos bien situados, haber llegado antes. 
Un cuarteto de cuerda amenizó con adaptaciones de canciones y fue una pena que no tuvieran ningún tipo de amplificador, porque jugar a adivinar qué tocaban fue divertido: "Sweet child o’mine", una de Metallica, una de Dylan (o de los Beatles que Dylan adaptó) fue todo lo que captamos.  

Fotos por grupos y a la mesa. 

La entrada al salón de los novios, bajando unas escaleras, fue el momento más kitsch. No hubo tarta ni sable, pero ese humo... Lo salva que el cuarteto de cuerda tocara “Heroes”. 


El novio hizo un discurso emocionante. La novia, emocionada, solo pudo agradecer nuestra presencia. 

La cena que se sirvió, pantagruélica. Tres entrantes, ensalada de langostino y carabinero, carpaccio y cocochas, con los que ya habíamos cenado, pero eran solo eso, entrantes. Lubina salvaje y solomillo, los platos principales, con sorbete de manzana entre uno y otro. De postre, una tulipa de chocolate con ya no recuerdo qué dentro y helado de no sé qué acompañando, del que no dejé rastro, con un vasito de mistela para ayudar a bajar y digerir. Café, copa y puro. 

Antes del postre, la novia dio el ramo. Cuatro ramos de hecho. Tres versiones mini del suyo, entregadas a la madre del novio, y a su tía y su hermana, y su ramo, el de la novia, entregado a Lourdes. La Baronesa no se lo esperaba, no nos lo esperábamos nadie, y nos puso la lágrima en la esquina del ojo a todas. Lourdes se emocionó y lloró, porque se lo merece más que nadie. Precioso gesto, Patricia. Igual haces que vayamos de boda otra vez. 


El baile lo abrieron los novios, como toca, bailando “More than this”, que no es tan habitual. Después, sucesión de grandes éxitos para todos los públicos. Bailé alguno, pero me perdí muchas cosas por motivos que no vienen al caso. Me han contado que a la novia le quitaron la liga con los dientes, y que los que se habían marcado el zapateado flamenco, que sí presencié, se marcaron un “Gangnam style” apoteósico. 

Como solo llevábamos nueve o diez horas de jolgorio, breve visita al hotel para despojarnos de nuestras mejores galas y esos potros de tortura modernos que son los tacones de más de tres centímetros, y a la reunión clandestina o “Peineta pop”, a rematar la noche. Aunque hubo demasiadas peticiones que el dj no pudo satisfacer, por fin la música fue acorde con los gustos de los novios y los nuestros, perfecto fin de fiesta para un día que si para los novios será inolvidable, para muchos de nosotros, también. 

Gracias Patricia y Luis por hacernos partícipes de vuestro enlace. Por si era la última gran boda a la que asistimos, como dijo Anna, estuvimos dándolo todo :-)




lunes, 19 de agosto de 2013

Learn English: Sing Along! - Lesson 8


O un spam de amor tras el concierto de Travis en el Sonorama'13


Another day, I feel the weight of the atmosphere's pressure
And I can't escape
I try to run, I try to find my feet,
My soul is sticking to the street

I get a move, I got to get myself to clean my shoes
And take the cynic route
However far, I'm following the star
Home is anywhere you are

And everything is falling into place
And then we move again
So take the curve and move along
Until we're gone, we're moving on
And on, and on, and on
And on, and on, and on
And on, and on, and on

I feel alive, I am aware of the colors in the sky
Where the birds don't fly
And if the night is coming pretty soon
I'm walking through the dark with you

I've got to play
I've got to listen to my toy today
On the motorway
And I could feel, the ground beneath my wheels,
Putting me back in my place

And everything is falling into place
And then we move again
So take the curve and move along
Until we're gone, we're moving on
And on, and on, and on
And on, and on, and on
And on, and on, and on
And on, and on, and on
And on, and on, and on
And on, and on

Another day, another place where I can find my way
Take the avenue way
And I know exactly where to go
Home is anywhere you stay

And everything is falling into place
And then we move again
So take the curve and move along
Until we're gone, we're moving on
And on, and on, and on
And on, and on, and on
And on, and on, and on

I feel alive, I am aware of the colors in the sky
Where the birds don't fly
And if the night is coming pretty soon
I'm walking through the dark with you

sábado, 25 de mayo de 2013

Primavera Sound 2013. Jueves.

Primera jornada de festival con cambio de tendencia primaveral a otoñal. Las temperaturas más bajas de lo normal y el intenso viento arruinaron meses de diseño de estilismos festivaleros y rebajaron (que no eliminaron) las cotas de mamarrachismo hipster habitual. Ellas optaron por los adornos florales en el cabello y mini-shorts, ellos por el pantalon tobillero y el bigote porno ochentero. Con las gafas de pasta no hay quien pueda, eso sí.
La cerveza a precios entre 3.5 y 5 euros sigue siendo un robo, aunque estimula el ingenio del público para conseguir su propia hidratación. Y hasta aquí puedo leer.
Vamos a la música:
-La Brigada ofrecieron su pop agradable y tranquilo a un público minimo. Efectos colaterales de abrir festival.
-El inquilino comunista. El noise de Getxo sigue vivo y en buen estado. Se notan los años (excepto en el batería, que de aizkolari ha mutado en moderno con flequillo y sigue en activo en We are Standard) pero quien tuvo retuvo. Llevan la distorsión y el acople en la sangre y lo disfrutan en el escenario. Bastante público y 3 camisetas diferentes del público entre los asistentes, todas en buen estado y con más de 15 años. Calidad.
-Poolside. Propuesta balilable penalizada por una voz deficiente en el escenario.
-Neko Case. Una señora con buena voz y fans incondicionales, pero optamos por probar el pop femenino oscuro y cortante de Savages, con voz de Siouxie y aspecto de Ian Curtis sin ataques epilépticos.
-La coincidencia de Tame Impala y Manel la resolvió un ataque de curiosidad por ver a los barceloneses fuera de su hábitat natural y en formato más eléctrico de lo habitual. Oye, notable alto y clímax final con Teresa Rampell. El público se dedicó a reivindicaciones políticas que no venian a cuento hacia el final, no era el momento ni el lugar. Entre el público pudimos ver a Carles Flavià, Quim Gutiérrez y Mikel Iturriaga.
Por las informaciones de El Quijote de los vientos y el feo de entrecopas, deduzco que Tame Impala gustaron con su rock psicodélico y cósmico, aunque perdieron fuerza hacia el final y las proyecciones de video eran mejorables.
-Dinosaur Jr sigue con su blanca melena al viento y el guitarreo noventero alternativo, versión de The Cure incluída para hacer botar a la audiencia.
-El descarte de The Postal Service por sosos y equivocarnos de escenario buscando a Bob Mould (soy un desastre) nos llevó a Deerhunter y poder disfrutar de uno de los conciertos estelares de este PS13. Bradford Cox, con pinta de Nosferatu con peluca, lideró sin devorar a la banda y permitió crecer al resto de componentes. De canción en canción hasta el conciertazo final. Podréis verlos de nuevo el sábado, por suerte y por desgracia.
-Otra de las elecciones difíciles de la noche: Grizzly Bear o Phoenix. Nos quedamos con los primeros, saboreando su ensoñadora tranquilidad interestelar (nótese que no tiene ningún sentido pero queda como de crítico musical). Muy bien. Y por qué ellos? porque Phoenix son franceses y su cantante estuvo casado con Sofía Coppola, así que no podía ser la alegría de la huerta...pues no, ellos SÍ entendieron lo que quiere/necesita el público festivalero y se dedicaron a descargar impecablemente su batería de hits uno detrás de otro (¿sorteando la "similaridad"?). Y  nadando entre el público al final. Y si lo dice el Quijote de los vientos, va a misa.
-Me perdí Toundra y su post metal capaz de hipnotizar a twiter@s como @Planetamon y dejamos la electrónica amable en Dj set de John Talabot para las resistentes del primer día.
En la sección de parecidos razonables, la versión hipster de Sergio Ramos entre los festivaleros, y el aire Gainsbourg de Edward Droste.

Acabo con la mención especial para la baronesa, fugaz aparición pero suficiente para dibujarnos la sonrisa a todos, y la Maca del extrarradio, educando musicalmente con visión de futuro.

domingo, 12 de mayo de 2013

Cursa Tossa 10k / Mitja Marató

L'any passat vaig fer vuit entrenaments entre la cursa dels bombers i la de Tossa, que han tornat a coincidit en dates. Enguany n'haig fet un.  
Però bé, a bombers aquest any havia arribat més entrenada i em va anar bé, i ja ho teniem tot i passar dissabte i diumenge fora i oblidar la meua "pesadilla en la cocina" particular era un bon pla. 
Com que a cabarruda no em guanya ningú, ni la falta d'entrenament ni el refredat que arrossego des de dijous m'han servit d'excusa, i a córrer s'ha dit. 
Seguint una estona la llebre de 2h pels de la mitja, i sense referències de distància al meu artilugi, només he pogut comprovar quant de temps portava en passar pel km 5: coi, 30 minuts! Però on vas??? Perquè la pujada infernal és del 7 al 8, però déu n'hi do les pujadetes que hi ha des del primer moment i jo portava des del km 4 esperant la famosa pujada per poder caminar... 
La llebre de 60' pels de 10k m'ha avançat por abans d'entrar al poble (ha hagut de sortir mooooolt darrera meu) i l'haig tingut a la vista fins el km 7, on comença la tortura i on m'he posat a caminar sense dubtes, a la primera de canvi. Camino molt ràpid, no us penseu, he tingut tres persones a la mateixa distància durant tota la pujada, i ells trotaven. 
Un cop arribes on els de la Mitja (Alberto!!) continuen pujant i baixant sense poder disfrutar de les vistes que diuen que hi ha de cales, els dels 10k encarem una baixada fantàstica. Arribes al poble i ja ho tens.
Finalment no ha estat un desastre absolut! Que em doblessin els dels 10k entra dins els plans (que un d'ells quasi em faci menjar una cantonada, no) però donades les circumstàncies havia considerat factible que em doblessin els primers que arriben de la mitja (poca broma, el que ha guanyat ho ha fet en hora disset!). 
Així que el meu 01:03:54, només 46" més que l'any passat, que estava més en forma, doncs... ja no entenc res! si us haig de dir la veritat, però feliç! 
El que també està molt content, i ja ho pot estar, és Alberto, que ha acabat la mitja "rompepiernas" en 01:40:57, el 97é! 


domingo, 21 de abril de 2013

Cursa Bombers 2013


Doncs sí, ho he hagut de comprovar aquí, perquè pensava que a la cursa de Sant Antoni de l'any 1 AC (Andrea Corredora) havia fet hora i un minut, però no, resulta que vaig fer 01:02:14, així que amb el 01:01:56 d'avui he fet millor marca personal!
Aquell any, l'any 1 AC, hauria d'haver baixat de l'hora a bombers. Entrenava com no he tornat a entrenar, i tenia dos anys i dos kilos menys, però vaig córrer amb ressaca i va fer un calor tremenda, així no. Acabar-la aquell dia va ser un suplici.
L'any 2 AC ja vaig millorar, una bona marca pel que va ser l'any, que a més em permetia colar-me avui al calaix sub-65'.
La temporada 2012-2013 estava sent penosa fins la cursa d'El Corte Inglés (alguna raó aliena a la meua voluntat em va impedir fer crònica). Jean Bouin (primera, em vaig predre la Mercè) acabada a hora i vuit, Nassos o la "pitjor cursa ever", quin patiment, Sant Antoni ja millorant, i a partir de març començant a entrenar amb una mica de constància, veure amigues fent la mitja i a l'Inquilino la marató van ser una dosi extra de motivació.

I va arribar la cursa Cortinglés o la cursa "esquiva iaies els tres primers kilòmetres i puja com puguis a Montjuïc que arribis quan arribis faràs cua per entrar i sortir de l'estadi", però aquest any no em vaig enfadar i va anar molt bé! Perquè amb totes les excuses presentades abans, fer 01:10:20 als 10k però sobretot fer-los en condicions, sentint que fins i tot podries apretar una mica més, però no goses, no cal, i acabar tan tranquila, doncs va ser un petit triomf, venint de la merda de curses que havia estat fent enguany.

Bombers. La cursa més "mainstream" de les que es fan i desfan a Barcelona. També la més ben organitzada, de cap a fi. Es nota que hi ha pasta... I menos mal! que l'organitzen bé, perquè avui ens hem tirat al carrer 26.000 persones, i he sentit que un 40% de dones (insòlit!)
No és la més ràpida, això ho sabem els pocs que fem la de Sant Antoni, però és la següent, i acabar caravall, llençat per Via Laietana, ajuda.
Nervis la nit abans, com sempre. També perque els últims entrenaments em feien pensar que podia, per fi, baixar de l'hora.
No ha estat així, però he fet mmp, i qui no s'acontenta és perque no vol.

Desprès de la foto de rigor amb els Running for a Dream, cap al meu calaix.


Enguany la sortida no ha estat tan escalonada, de seguida que la primera onada ha marxat (amb la colla de bombers "fully-equipped" de rigor) ens han deixat anar caminant i no hi ha hagut repetició de l'espectacle (ha sonat "El cant dels ocells", oohhhh). Han llegit un manifest, les djs han fet el paripé una mica més i a córrer, que és el que hem vingut a fer tots.

Sortir al capdavant dels lents té inconvenients: molta gent al voltant i molta gent darrere que corre més que jo.
Tira. A la carbonera, camió de bombers fent sonar sirenes i dos al sostre onejant braços. Un molt guapo, m'ha fet predre 15 segons segur. Paral·lel. Mon germà se'n pot riure de la pujada de Paral·lel, jo no. Buff.
Tira. Floridablanca avall, puja Urgell, aigua. Gran Via, i ja hi comença a haver força públic. Es fa llarga, com sempre. No, més, que ja porto 4km a les cames. Abans i desprès de Tetuan m'agafa una pajarilla, polsacions descontrolades, afluixo, però tiro. I avanço la llebre de 65', que em fa superar la depressió de que m'hagin avançat dos bombers i les seus bombones a l'esquena.
Passeig de Sant Joan i Àusias March es fan estrets, i entre una cosa i altra, vaig més lenta. Però per fi Laietana.
Avall. M'adelanta Vadim, no estan en forma, normalment ho fan entre els 500m i el 1k!
A un km i encara és hora que miri quin ritme porto, no ho he volgut saber, córrer per sensacions, només he vist el temps als 5k, he calculat que entre 31 i 32. Adelanto uns bombers sense bombones.
Tira. Si baixes de l'hora bé i si no, també. Apreta, fes l'últim kilòmetre amb ganes i gràcia. Sobretot amb gràcia, que la mitja dotzena de bombers pujats al sostre del camió que han atravessat a Laeitana amb Isabel II s'ho mereixen. Compte amb la baba. N'hi ha un que és tan escandalosament guapo que em fa predre uns altres 15 segons mínim.
Meta. Calculo que he passat l'hora i dos minuts, però al cap d'una estona arriba el missatge de confirmació del temps: 01:01:56 i 30:45 als 5k? 30:45 als 5k???? Què? ¿Pero quién me manda a mí correr tanto? Així m'han fallat les forces desprès! Però en el fons, i sense anar al fons, això m'omple de satisfacció: la primera part és la més "dura" encara que estiguis fresc. ¡Viva!

Trobar-me amb l'Alberto, també ha fet mmp, de les que em fan ràbia: 42:12. Està on fire.
I com que fa bo, anem a fer una cerveseta a una terrassa.

Un cop a casa, l'anàlisi:

Però què fas pujant Paral·lel aquest ritme?? Que tu en pujada vas a 6: 50 com a molt ràpid!
Bromes fora, molt regular tot plegat, entre 15:15 i 15:30 cada 2.5k, i no facis cas del codi de colors, que l'últim kilòmetre t'asseguro que l'he fet per sota de 6, on he patit ha estat a Ronda Sant Pere, del 7.5 al 8.5.
Prou d'anàlisi! No us dic el que m'ha sortit al micoach, que fa ràbia.
Estic molt contenta!!!
La següent, Tossa i el seu desnivell de 100 metres entre els kilòmetres 6 i escaig i 8.

viernes, 5 de abril de 2013

Learn French: Sing along! Lesson 2




Tu te souviens de nous, étudiants
Je veux dire "inscrits" pour la sécurité sociale et les tarifs réduits
De nos 30m² pour 1420 Francs
En prime le papier-peint pourri qui fout le camp
De ces soirées interminables
Des spaghetti pour 10
Des tâches de vin sur le canapé
Je passe les cendriers ?

Tu te rappelles la distribution des prospectus
A l'entrée du parking
"Promo sur les autoradios"
De ces gamins qui démarraient des BMW
Sans en avoir les clés
Puis d'un signe de la main
"Dégagez !" ?

Qu'est-ce qu'on est con à 20 ans
C'est clair
Mais quel plaisir on y prend !
Tu te rappelles ?
Toujours à contredire
Nous deux contre la terre entière
Ce qui me rassure
On est capables d'en faire autant

Aujourd'hui, maintenant
Aujourd'hui, maintenant, maintenant

C'est clair

On a aussi pris de grosses claques
De celles qui foutent en l'air, qui marquent
De celles qui font du mal aux convictions
C'est sûr
On n'a pas été gâtés
Regarde ce qu'ils nous ont laissé
De vieux restes d'idéologie
Qu'on a toutes vu se planter

D'entrée on était vaccinés contre l'espoir naïf
L'optimisme creux, les lendemains qui chantent
Les jours heureux
On n'a pas lâché l'affaire pour autant
Il y a encore plusieurs sujets sur lesquels
On est restés intransigeants
On rêvait de dangers permanents
De prises de risque perpétuelles
Et quand vient la peur de la routine
Des habitudes
Au quotidien, la lassitude
J'ai envie de te dire
"Regarde : on est vivants !"
J'ai l'impression que ça suffit
Pour faire de nous des débutants
Il y a tant de choses que nous n'avons pas vues
Tant de choses que nous n'avons pas encore vécues
Ensemble
ou séparément
Ensemble !

Aujourd'hui, maintenant
Aujourd'hui, maintenant, maintenant !
Aujourd'hui, maintenant
Aujourd'hui, 
Maintenant !"

domingo, 17 de febrero de 2013

Historias cafeínicas de London

Mis aventuras en la capital inglesa...
-Cenar en Londres con Rayuelo, una veggie burger en un restaurante portugués especializado en pollo.
-No entiendo los semáforos en rojo para los coches pero no en verde para los peatones a no ser que pulses la señal wait. Eso sin contar lo poco que duran para cruzar, no saber a dónde mirar para ver de dónde vienen, y la conducción asesina de los londinenses.
- Los coches circulan por la izquierda, en las escaleras mecánicas también, pero en el metro, las escalera normales son aleatorias. "Keep right on the stairs" en una estación pero "Keep left.." en otra.
- Entrar a un Top Shop y que empiece a sonar "Teenage kicks" de The Undertones,  la canción que lleva años persiguiéndome por bares y discotecas.
- Adolescentes en monociclo en los alrededores de la catedral de St Paul
- El brownie que hago está más bueno que el brownie artesano de Borough Market, jijiji!

Sigur Rós boreal

Algún día veré una aurora boreal e irremediablemente en mi cabeza sonará Sigur Rós. 

Los he visto unas cuantas veces ya, afortunada soy, y aún me sorprende y maravilla esa mezcla de ruido sucio y melodia cristalina que consiguen en sus directos. Es impagable que se hagan acompañar de cuerdas y vientos para moldear guitarras y batería. 

Salieron puntuales, nos pilló acabando de pedir la cervecita de rigor. La canción que abrió el set, Yfirborð, debe de ser nueva, y si no, para mí como si lo fuera. Tras ella, las primeras notas al piano de Vaka causaron los primeros aplausos y gritos de júbilo del público. Ný Batterí o soñar con duendes y despertar con demonios. 
Para entonces había dejado de pasar gente, aunque se nos pusieron delante unos altos que tenían que ponerse de puntillas para ver algo. Nosotras casi ni los visuales. Por suerte a medida que pasaba el concierto fue abriéndose hueco delante nuestro y acabamos con una visión más que aceptable de todo el grupo. 
La que sigue no la conocía, ¿nueva también? Hrafntinna. Me encantó. Si esto es lo nuevo, ¿cuándo dices que sale?
Por fin Sæglópur y puedo sacudir la cabeza. Olsen Olsen, Fljótavík y la canción #6, seguimos flotando, y luego algo de Valtari, (Varúð) que no se diga, que es bien bonita y bien cabeceable, y llega la apoteosis festiva con Hoppípolla y el medley habitual con Með Blóðnasir y en el público, al lado de uno con un casco romano (¿?) hay alguien tirando el confetti que no lanzan desde el escenario. Glósóli y decido que en la próxima carrera esa será la canción con la que quiero entrar en meta. También  me valdría Kveikur, la nueva con la que cierran hora y media de concierto que ha pasado volando.  


Bis de dos canciones (en los setlist que circulan por ahí hay tres, Svefn-g-englar, Brennisteinn Popplagið (#8), pero juraría que solo fueron dos, la primera y la última), casi media hora más. 

Impecables, sacando conejos de la chistera como siempre, sin dejar de sorprender. Conciertos que te llevan a estados mentales parecidos a un trance místico. Boreal.