domingo, 21 de septiembre de 2008

Crítica de música: Niñamala

Contraclub 20 de septiembre de 2008.
Despues de 10 horas de reunión sesuda nos fuimos al concierto de los amigos de Walquiria. Club pequeñito con mucho humo. Lleno aunque la mitad eran familia y amigos. Niñamala toca tango a lo Mano Negra. Me gustó la música y las letras -con temas al estilo chulomipirulo-. Incluso me gustó la imagen canalla del grupo. Walkiria estuvo semidesbocada y insistió en convencerme de lo buenos que eran. Los cubatas entraron como agua y hasta Pakinho se compró una camiseta del grupo.

Final de fiesta en el Honky Tom -o algo así- había unos viejunos tocando rock clásico. Todo lleno de pijos con camisas del caballito.

Colofon: potada de morcilla en el maravilloso lavabo del Ibis.

3 comentarios:

Gwen Stacy dijo...

Madremíadelamorhermoso, Jesús! Nos podías ahorrar el detalle de la morcilla!!!!
El Honky Tonk es un clásico, pero yo sólo había ido a algún concierto, no recuerdo que fuera discoteca.
Pijos con caballito en Madrid los hay por todas partes.

Anónimo dijo...

Me olvidé de comentar la frase de la noche: "tengo 15 años" "sí, menstruales"

Niñamala dijo...

¿familia y amigos? jaja, te aseguro que el grupo apenas conocía a nadie. Y lo sé porque te habla niñamala, jaja. Nosotros fuimos los primeros sorprendidos por la cantidad de gente. Jugar fuera de casa no es fácil... bueno, esta vez sí. ¡Hay que tener más fe!

un saludo desde Valencia,

niñamala