domingo, 27 de julio de 2008

(sobre)visca Barcelona

Sábado 26, 23h. Me dirijo a las Ramblas desde Diagonal/Passeig de Gracia. Las tiendas tienen la ropa a más de 1.000 euros, sueldo medio de un barcelonés. La terraza del McDonalds está llena de guiris. En un banco hay 3 mujeres arabes con pañuelo y la boca tapada. Turistas americanos salen de los hoteles de 4 y 5 estrellas.

En el mismo centro de Plaça Catalunya hay un grupo de jovenes turistas cenando y haciendo botellón en el suelo. La plaza está llena de mierda. La densidad de pakistanís vendiendo cervezas es increible. Una adolescente inglesa se desmaya en Canaletes. El Mercat de la Boqueria huele a podrido.

El primer guardia urbano que encuentro entra en un bar para apercibirlos sobre el ruido. Si no podemos estar en los bares, ni escuchar música, ¿nos vamos a plaza catalunya a hacer botellón? ¿La ordenanza cívica solo era para perseguir a las prostitutas?

Barcelona ciudad abierta, Barcelona de cerveza y paella, y de cultura para unos pocos, para los de siempre. Los que se pueden costear el abono del Grec y las entradas del Auditori.

Los beneficios se concentran en el club de amigos de Joan Gaspart y los costes los pagamos entre todos.

Jo sobrevisc a Barcelona.

3 comentarios:

Gwen Stacy dijo...

Lo de los urbanos quitando la música que ni se oía fue demencial. Eso sí, al guiri meón ni tocarlo.
Como decíamos el otro día en los comentarios del post de Margarita, ¿como podemos hacerle una moción al alcalde y de paso a los pijos que se están forrando?

Rayuelo dijo...

Pues lo tenemos mal. Los de ERC que empezaron un poco farrucos ya se están bajando los pantalones y siguiendo las pautas del Hereu.

Ah y política medioambiental inexistente.

desde poblenou dijo...

Si es lo que se tiene que pagar por vivir en una de las ciudades más cosmopolitas, prefiero que sea una ciudad más modesta ...
Empiezo a cansarme ....