miércoles, 9 de julio de 2008

Sergio -- "Fantástico entre los pinos"

Conocía al Niño Gusano desde hacía tiempo, desde que alguien me pasó una cinta en la que entre algunos temas de Penelope Trip y el Señor Chinarro había una canción llamada "La mujer portugesa", pero no fue hasta mucho después, hasta la primera vez que los vi en directo en un centro cívico de san boi, que me hice fan. Ver a Sergio cantar con esa voz de primera hora de la mañana, aporreando una pandereta mientras hacía sus bailes, con aquellas letras que parecían no decir nada pero que a mí me lo decían todo, todo lo que nadie nos decía por entonces, recuerdo que pensé, bueno, todos pensamos, que aquellos tíos eran de los nuestros, los que íbamos a ser para siempre eternos aspirantes a todo.
Y en fin, que nos hicimos fans y desde entonces las peregrinaciones vilanova-zaragoza se hicieron habituales, con su visita al fantasma de los ojos azules, los fotos con Sebas, y el acabar totalmente pedo por el tubo, y bueno, muchos de nosotros hemos seguido fans durante toda su trayectoria, porque sabíamos que con el final del niño gusano no acababa nada, vino "Muy poca gente", "Tachenko" y "La costa brava", y Sergio seguía allí, con esa voz de veinte mil leguas,
con esas letras que suenan a hiperrealidad pero que no son más que realidad demasiado gastada por el uso, y no se..., ahora me siento muy triste, por todos esos podios en las casas, por los cuerpos pastel, por las fiestas de cumpleños en la cocina y por todas esas cosas que hoy sin pretenderlo se han quedado huérfanas de golpe.
Solo espero que haya sabido encontrar una gran playa en el cielo en la que tirarse a la bartola a beber gintonics y escuchar discos de Burt Bacharach.

3 comentarios:

Gwen Stacy dijo...

Ha muerto! He corrido a buscar la noticia, no podía creerlo... Pero no me sorprende, hace más de un año Fran Nixon comentaba en su blog la ristra de pastillas que tomaba para el corazón y me quedé tiesa, he visto historias clínicas de insuficientes cardíacos de 80 años que tomaban menos...
Pues sí, nos hemos quedado huérfanos de golpe.

el inquilino comunista dijo...

me acabo de enterar...una parte de mi se ha ido con él,la otra se queda aquí para seguir disfrutando de sus canciones y herederos.

Walkiria Desbocada dijo...

Vaya, qué pena!! no me gusta esa barrera de los cuarenta :(