sábado, 21 de junio de 2008

Te va a Sonar


El Sonar consigue generar el ambiente del Sidecar en una Feria de Muestras. Muy poca luz, música atronadora y pasaos que te tropiezas a cada paso. Ah, y cubatas en vaso de tubo de plástico a 7,50 ecus.

En el Sonar hay más blanquitos que en el FIB, carne todos ellos de videos caseros para colgar en el youtube jugando al patinete. Aunque ayer me di cuenta que yo también soy blanquito en Badal. Luego hay un popurri de tíos con la camiseta de tirantes apretá, otros de pasaba por aquí, y el moderneo habitual -cada vez mas delgado- incluido el de la Explorer. Ah, y las Rayban ya no son tendencia, son una puta moda masiva os aviso.

Lo que no entiendo es tanto "músicas avanzadas" y en la puerta parecía las fiestas del pueblo con puestecicos vendiendo frituras a saco, cubatas en mesa de camping, más los perroflautas con los perros, etc. Vamos que había que salir corriendo de allí como fuera para evitar tentaciones de meter una buena dosis de goma2.

Los conciertos? Madness empezó con "One step beyond" y bueno, aun se conservan los chavales, pero no me va el revival así que nos fuimos a Yelle. La chica con un look que tildaría de "mamarracha de aerobic" pues te lo pasas bien. Vamos es como una clase de step, todo el tiempo saltando. Lo que no soportaba era el acento francés cuando hablaba en Inglés. Me recordaba a los gabachos de Alstom.

Los Pinkertones, tocaron las de siempre y bueno bien porque parece que el último es un truño de cojones. Bueno eso dice el crítico de la Vanguardia, pero ese no deja a titere con cabeza.

Y llegamos al plato fuerte: Roisin Murphy. Como ha recuperado esta mujer desde que la puse a caldo y me lo pusieron en la revista del FIB -leería mi crítica?-. Nos volvió recordar a los añorados Moloko despues de un album de debut soporifero. Y del vestuario que decir, trapito y sombrerito por canción. En el final acabó revolcada con las coristas dandose de hostias. Tiene unos arranques de rabia en el escenario que me molan mucho.

Lo malo fue que me perdí a Justice pero ya los veré en el FIB. Finalmente y haciendo un esfuerzo titánico, nos quedamos a Hercules para ver si salía el Anthony. Negativo, salió el grupo y la verdad es que algo así como la orquesta Platería electrónica. Vamos que no cuadraban entre ellos ni en edad, ni en look, ni en nada. Vamos tenían hasta una jamona recauchutada que era al final donde se te iban los ojos.

Así que nada, resultado final: Thai bolacha, gemelos sobrecargados, fuertes dolores de espalda y una jaqueca impresionante. No sé como voy a superar el FIB. El cuerpo ya me está dando señales: por ahí ya no chaval, por ahí no.

7 comentarios:

estoy blanquito dijo...

El presi en el fondo es un moderno,que lo tengo calao!!!!recuerda el mostacho y los pitillos para el fib...empieza a prepararte!

Rayuelo dijo...

y las victoria

Gwen Stacy dijo...

tal y como lo pintas me alegro de haber estado enferma! Y lo que me he ahorrado, porque si los cubatas iban a 7.50 (pero qué estafa!!!) ¿a cuánto iba la cerveza???

Rayuelo dijo...

Ya no me acordaba de que lo es calor en la costa mediterranea. Creo que voy a pasar de pitillos en el FIB y repetiré la bermuda.

Rayuelo dijo...

Bueno piensa que la mayoría no iban de cubatas así que nos le importaba el precio. Mira las colas que había para cagar...

Olga dijo...

Pues a mi me gustó y me lo pasé muy bien!!

Walkiria Desbocada dijo...

El infierno existe!!! y es el Sonar.