sábado, 7 de junio de 2008

Discotecas de ayer: Karma


El mítico Karma de la Plaza Real tuvo su máximo apogeo a principios de los 90 cuando empezaba a pegar fuerte el Grunge. Había que hacer colas kilométricas para entrar. Aquello era un zulo de cojones. Apenas se veía nada. El local estaba dividido en 2 zonas bien diferenciadas: la de beber y, al pasar los arcos, la de pegar saltos. El Karma tenía fama que estaba siempre lleno de maderos y seguratas. Otro personaje mítico que siempre estaba era el prota de Mortadelo I. Ligar cero porque allí el 90% eran tíos así que las pobres chicas que se atrevían a ir lo pasaban mal.

Ayer volví despues de muchos años al Karma. Habían cambiado la disposición de la pista y de la barra, vamos las habían intercambiado. Había bastante luz -rollo de fluorescentes de colores- así que veías a todo el mundo. El público era viejoven -como el cantante de La Unión, Muchachada dixit- vamos que era la misma gente que hace 20 años. Tambien había una minoría de jóvenes y guiris despistaos.

La sesión un poco desquiciante, lo mismo te ponen Elvis Presley que Hercules and Love Affair o los Pixies. Pero vamos que aunque empezó que daba miedo y aquello parecía mas bien la discoteca de Marina d'Or luego el DJ se fue calentando y puso temazo tras temazo. Solo me faltó "Smell like teen spirit" para que se me cayera la lagrimita. Así que ya os planteo una visita al lugar para que os empeceis a mezclar con gente de vuestra generación.

El Karma sigue teniendo su encanto, aunque te recuerde la edad que ya vas teniendo. Al menos yo sigo teniendo pelo. Y que dure.

5 comentarios:

un tornillo trastocó el mundo dijo...

Se intuye en la foto que ha pasado de horno crematorio a pseudo-nave espacial.

Victor Mancini dijo...

en los lavabos permanentemente había una puta que la chupaba por 2mil pesetas, eso es lo que recuerdo del karma.

Gwen Stacy dijo...

Yo era de las que iban. A principios de los 90. La ignorancia es lo que tiene.
A mi amiga Cristina le robaron la chaqueta una vez. Ella cogió otra.

boyscout dijo...

claro, es que es lo que se debe hacer, si te roban tú chaqueta tienes que robar tú otra, es una de esas leyes no escritas pero universalmente aplicadas.

Walkiria Desbocada dijo...

Yo estuve en el 93,la primera vez que vine a Barcelona. Luego me fui con uno de los camareros a otra discoteca, me acuerdo que sus padres eran de Teruel y estaba pero que muy bien el chaval.......me lo pase genial ;)