lunes, 17 de enero de 2011

Enero en la playa

Ir a Palau Reial en taxi porque llegaba tarde para no ser la única y luego esperar.
Día radiante, tal como auguraban los hombres del tiempo.
Hotel normal tirando a muy bien con situación privilegiada entre dos calas. Primer aperitivo al sol, esperando a los rezagados.
Comer en Platja d'Aro, en un restaurante para turistas que se revela de lo más digno.
División de actividades: las niñas de la family-room-fiesta-de-pijamas nos vamos a eso, a estrenar los pijamas, con unas siestacas casi casi como las de Cela, pero sin orinal.
Las otras niñas, con los niños de verdad y algún adulto con regresión a la infancia se quedan en Platja d'Aro a arrasar en las rebajas y en los autos de choque.
Cenamos unas pizzas, se nos hace tarde y volvemos al hotel, pero siempre queda el asalto al minibar. Y Wisconsin.
Dormimos ahogadas de calor, a pierna suelta.
Batalla en el buffet desayuno, todos los alojados estamos allí a la vez, y por lo que parece, todos con el mismo miedo a pasar hambre.
Spa, oh, el spa. Ducha para quitarnos la roñica, por mucho que te digan que es oxigenizante, baño de vapor, nuestros resfriados lo agradecen, sauna seca, algún mareo, y ¡al jacuzzi patos!
Momento foto colectiva (no estamos todos) con música de fondo para ambientar, cómo no, Facto Delafé y las Flores Azules. Sacar una foto más la de por si acaso por cámara y iphone lleva un rato.
Emprendemos el camino de regreso, hoy hay nubes y viento, los dejamos atrás. Parando a comer en Hostalric. Aperitivo en la plaza dels bous (¿hacían aquí las corridas?) y comida en el antiguo corral de una masia, que conserva el comedero de las vacas y las "trapes" en el techo.
Volviendo, el sol invernal nos regala una puesta de sol idílica.
¿Cuando repetimos?

3 comentarios:

la maca del extrarradio remojada.. dijo...

Muchas veces más...

El Periódico de El Prat dijo...

Un dia completo

Walkiria Desbocada dijo...

Y más, y más, y hasta el infinito (como en toy story)...... :)