sábado, 18 de julio de 2009

FIB'09: ¡Seguimos vivos!

Madre mía qué FIB nos están dando. El jueves entrar fue una odisea, gracias a un par de ideas brillantes e innovadoras de la organización, a saber, dejar de poner pulseras en los recintos de acampada, de forma que todos canjeábamos la entrada en las mismas cuatro casetas de cada año.
En fin. No llegamos a Fangoria. Vimos a Oasis desde la barrera de británicos, con un sonido muy deficiente, supongo que porque estábamos lejos. Lo mejor de la noche, sin duda, We are Standard. Pusieron a todos los morenitos a bailar desencajados, cerrando el escenario verde a lo grande.

Ayer. Ya habréis leído la prensa. A las ocho de la tarde, cuando Nacho Vegas, empezó a soplar el viento. Cada vez más fuerte. Antes habíamos visto a Nudozurdo, lo menciono porque tienen alguna canción que me encanta.
Nacho. Resulta que a los pijos de la Moraleja les encanta. Hubo algún momento en que aquello parecía un concierto de El Canto del Loco, pero eso no le quita mérito. No es el sitio ideal para su cancionero, pero estuvo muy bien.
Viento, viento, viento. Un incendio a las puertas del FIB, no sabemos qué es lo que ardió.
Paul Weller que sale, tarde, pero con un par. No puede acabar. Arriba el escenario que antes era carpa y ahora es abierto ya está acordonado. El cordón se amplía sobre la marcha. Vuelan bolsas de súper, lonas de carpa y pantallas de imagen. La silent disco, que es cerrada, está a petar. Hasta que la desalojan. No hay nada y acabámos berreando "Living on a prayer" de Bon Jovi en el puesto de Guitar Hero.
Tom Tom Club tocaron un rato, pero tuvieron que parar y entonces ya nos desalojaron.
Resumiendo, en dos días de FIB he visto We are Standard, Nudozurdo y Nacho Vegas. Podría ser el cartel de la fiesta mayor de Sant Boi.
Famosos: Yohan en el ascensor del Orange, ¡nos saludó y todo! Alaska y Mario en la terraza, Daniel Brühl en la piscina y J Planetas yendo al escenario dónde tocó Nacho Vegas.
Rayuelo, anda, sigue tu con tus chascarrillos.

3 comentarios:

Rayuelo dijo...

Pues yo me puse fino a cubatas y no tengo resaca. Será el viento?. Destaco el momento en que perdí la voz con "Living like a prayer" en el stand del Guitar Hero.

También aluciné con los efectos de las drogas de diseño en los blanquitos.

Lo único que triunfó fué la silent disco

Núria dijo...

Lo que ardieron fueron rastrojos, matolls!

Gwen Stacy dijo...

Si el fuego hubiera llegado a los naranjos del amor, se liaba gorda...